Rammstein, Palau Sant Jordi – Bcn / 14abril2013

28, abril 2013

rammstein

Crónica de concierto

Había muchas expectativas en esta gira de RAMMSTEIN. Una de las principales bandas de metal de los últimos 20 años de nuevo en la carretera, y presentando grandes éxitos nada menos. No sabemos lo que puede deparar el futuro, por lo que las tres citas en nuestro país se presentaban poco menos que ineludibles. A este Made in Germany Tour hay que sumar los siempre espectaculares directos de los alemanes, que decir que contentaron al público barcelonés se quedaría corto.

RAMMSTEIN no tienen las mejores canciones de su generación (que no se malinterprete esto, tienen muchos temazos), y además cantan en alemán, con lo que el 90% de su público no entiende lo que canta. Pero ahí están. Con un Manson en horas bajas, la de Till Lindemann es la única de las bandas de metal surgidas en los 90 que puede presumir de llenar pabellones a día de hoy. Y esto se debe, en buena medida, a sus potentes directos, cuidados al detalle (no es para menos, de otra forma podría peligrar la salud de los asistentes) y que no dan respiro.

Antes de la salida de los alemanes, DJ Joe Letz se ocupó de animar al personal con éxitos del grupo en versión techno. Digamos que el estilo de RAMMSTEIN, ese metal industrial bávaro, no desentonaría en una rave del Monegros Festival, pero el pobre no cayó en gracia. No fue muy buena idea meter a un tipo vestido de rapero, haciendo sonar canciones del grupo de esa forma, entre miles de personas con camisetas de SLAYERMOTÖRHEAD o GUNS N’ ROSES.

rammstein logo

Puntuales como un reloj, el telón del escenario se abría, y dejaba salir un humo que invadía las primeras filas. Mientras se disipaba, empezábamos a distinguir a los miembros de la banda sobre el escenario. ¿Todos? Faltaba Lindemann, que comenzaba a descender al más puro estilo KISS en una plataforma desde el techo, envuelto en un abrigo rosa chillón, con su pose inamovible característica.

El cantante acaparó el protagonismo en las dos primeras canciones, Ich tu dir weh y Wollt ihr das Bett in Flammen sehen?. El resto de la banda mantenía posiciones, y a partir de Keine Lust se volvieron más activos. Con todo el espectáculo de pirotecnia, plataformas, y el que monta su líder (la mayoría “a costa” del teclista Flake Lorenz), hubiera sido imposible prestar más atención, aunque todos tuvieron protagonismo, como las máscaras lanzallamas de Richard Z. Kruspe y Paul Landers.

Recuperaron algunos de los números más famosos de giras anteriores, como  la aparición de Lindemann caracterizado de carnicero en Mein Teil, y lanzando fogonazos al pobre Lorenz, que se escondía dentro de un caldero. También la sodomización de éste en varios episodios, que alcanzó su punto álgido en Buck Ditch, con ambos subidos en una plataforma, mientras el cantante le daba al suyo al teclista, y esparcir el resultado por el público, en cantidades industriales, por supuesto.

Uno de los grandes momentos del concierto fue la versión de Mein Herz Brennt, con sólo el piano acompañando a Lindemann. No fue mejor que la versión original, que considero uno de los temas más potentes de los teutones, pero sí que fue curioso, y desde leugo digno del show, con toda la teatralidad que desprendieron los dos intérpretes. Pero LA canción era la archiconocida Du Hast, que hizo temblar todo el pabellón, con 14.000 almas gritando el famoso estribillo. El tema parecía valerse por sí solo, que no necesitaba de ayuda pirotécnica, cuando de repente aparece el corpulento cantante con una metralleta que enciende unos fuegos artificiales que recorren el Palau, para volver y terminar en una explosión de luces y dinamita. El público, boquiabierto, no podía dejar de aplaudir.

Tras poco más de hora y cuarto, todos excepto Lorenz, que seguía tocando, se pusieron en fila, como un ejército, para despedir al público.Lindemann se dirigió por primera vez al público en toda la noche con un breve “Gracias, Barcelona, muchas gracias”, y desaparecieron. No tardaron mucho en volver, y descargaron tres últimos temas (Sonne,Ich will y Pussy) que terminaron de poner patas arriba el Sant Jordi, tras hora y tres cuartos de adrenalina.

Barcelona vivió la noche del domingo el que probablemente sea el show del año. Al menos en materia de metal. Con semejante parafernalia es muy difícil que un concierto de RAMMSTEIN decepcione. Podrían hacerlo a medio gas y seguirían sorprendiendo. Pero siguen disfrutando, porque en sus rostros de eficiencia alemana se podía distinguir sonrisas, incluso guiños entre ellos, sobre todo cuando, nunca mejor dicho, jugaban con fuego. No tocaron Engel, y habrá quien reproche que con ese precio bien se podrían haber esmerado en llegar a las dos horas, pero lo cierto es que sólo sonrisas de felicidad abandonaron el Palau Sant Jordi. Inolvidable.

samudra también estaba allí (samu & ruben)

ticket, rammstein 2013

Setlist de RAMMSTEIN en Barcelona:

  1. Ich tu dir weh
  2. Wollt ihr das Bett in Flammen sehen?
  3. Keine Lust
  4. Sehnsucht
  5. Asche zu Asche
  6. Feuer frei!
  7. Wiener Blut
  8. Mein Teil
  9. Mein Herz Brennt (Piano Version)
  10. Benzin
  11. Du riechst so gut
  12. Links 2-3-4
  13. Du hast
  14. Bück dich (Rammstein-Intro)
  15. Ohne dich
  16. Sonne
  17. Ich will
  18. Pussy

_______________________________________________________________________

Fuente: El lado oscuro de la luna

Texto: Tomás Catalán (@t_catalan)

Jethro Tull’s Ian Anderson – Barcelona (Palau de la Música) 06febrero2013, Crónica del concierto

20, febrero 2013

thick_as_a_brick

ian anderson

samudra también estaba allí (samu+pau)
Cita ineludible para los fans de la MÚSICA con mayúsculas en Barcelona. Y nada menos que el Palau de la Música para recibir a uno de los grandes del rock progresivo, IAN ANDERSON. El líder de JETHRO TULL aprovecha muy bien los espacios de silencio de su banda, se ha plantado en España para presentar en cuatro ciudades su álbum Thick As a Brick 2: Whatever Happened To Gerald Bostock?(2012), continuación del mítico Thick As a Brick (1972), de JT.

Más de 2.000 personas albergaban el Palau, que mientras aún llegaban los rezagados se puso en marcha… sin darnos cuenta. Un par de minutos pasadas las 9, la banda que acompaña a Anderson se subió al escenario con unas gabardinas que confundieron un poco a los presentes. No fue hasta que empezaron a interactuar con el público cuando éste se dio cuenta de que el espectáculo había empezado ya, y sin casi tiempo para digerirlo, se encendió una pantalla en el centro y se apagaron las luces. El propio Andersondisfrazado de psiquiatra nos daba la bienvenida (un detalle, subtitular los  vídeos).

Tras la intro, el mítico rockero se plantó en un lateral del escenario, con su guitarra, y tras cantar las primeras estrofas de Thick As A Brick part 1, se colocó en el medio, entre la banda. El espectáculo estaba dividido en dos partes, una para cada Thick As a Brick, y al estilo de lo que ha hecho Roger Waters con The Wall, aunque con mucho menos presupuesto (obra conceptual, pantallas, “teatro”…). La primera pues, a los dos temas de más de 20 minutos de la obra de JETHRO TULLEl cosquilleo que invadía a los presentes cuando Anderson dejó apoyada su guitarra, se convirtió en aplausos y ovaciones cuando cogió su flauta, y regaló el primer solo con su instrumento favorito. Hay pocos artistas que saquen tanto rendimiento a un instrumento que no lleve 6 cuerdas, y Anderson es un de ellos.

La principal sorpresa de este espectáculo es que contaba con la presencia de un actor, Ryan O’Donnell, en un papel un tanto forzado, sobre todo en la primera mitad. Cantaba las partes de Andersoncuando este estaba ocupado con la flauta. El papel de O’Donell resultó un poco forzado, sobre todo en la primera parte, y desviaba a menudo la atención del público. No porque hiciera sombra al carisma y talento del protagonista, pero sus continuos paseos entre la banda no terminaban de ser verosímiles.

Por supuesto, el flautista más famoso del rock acapara las miradas, y daba la sensación de que él quería devolverlas todas. Se esfuerza en mirar a cada una de las butacas y a los ojos del que las ocupa, haciéndoles sentir parte del show. Sobreactúa cantando, pero lo hace de miedo. Y con su edad (65 años) es encomiable la energía que derrocha sobre las tablas. Aún pone la piel de gallina sosteniéndose sobre su pierna derecha, y moviendo la izquierda al compás de la música.

Como anécdota, en una de las proyecciones simularon una conexión por Skype con Anna Phoebe, en la que “se unía” a los músics con su instrumento. La violinista londinense no ha podido unirse a la gira por maternidad.

Pese a ser menos conocida su último trabajo, encandiló a Barcelona. Thick As a Brick 2: Whatever Happened To Gerald Bostock? está al nivel de las grandes de Anderson, incluida su predecesora. Y el hecho de interpretarla con la banda que la grabó, dotó al segundo acto de mayor energía. La banda (magnífica) se dedicó a tocar, dejando más de lado el aspecto teatral (lo que incluía a O’Donnell), y el Palau se calentó más. Aún así, esta vertiente más teatral no se perdió. E actor siguió interpretando varios personajes, ¡e incluso el líder bailó sin instrumentos!

Destacaron del segundo Thick As a Brick los temas Upper Sixth Loan Shark / Banker Bets, Banker Wins, que consiguió que el público acompañara con palmas, y Old School Song, que fue todo un recital deAnderson… y del guitarrista Florian Opahle.

Para los bises, el bueno de Ian reservó una sorpresa final. Nada menos que el Locomotive Breath, del mítico Aqualung (1971). La ovación, que duró minutos, fue bien merecida.

Un concierto de alto calibre, y uno de esos espectáculos que no sólo merecen la pena, sino que probablemente sean irrepetibles. Por la energía de Anderson, el fin de su carrera (en JETHRO TULL y por su cuenta) no parece cerca, pero es difícil que volvamos a ver en un sólo concierto estas dos obras maestras. Así que hay que sentirse afortunados.
_____________________________________________________________________

 Texto: Tomás Catalán (@t_catalan)

Fuente: el lado oscuro de la luna

Ian Anderson, sombra

Setlist de Jethro Tull’s Ian Anderson en Barcelona

Thick As a Brick, part 1
Thick As a Brick, part 2
From a Pebble Thrown
Pebbles Instrumental / Might-Have-Beens
Upper Sixth Loan Shark / Banker Bets, Banker Wins
Swing It Far
Adrift and Dumbfounded
Old School Song
Wootton Bassett Town
Power and Spirit / Give Till It Hurts
Cosy Corner / Shunt and Shuffle
A Change of Horses
Confessional
Kismet in Suburbia
What-ifs, Maybes and Might-Have-Beens
Locomotive Breathe

enlaces relacionados:

la contra de la vanguardia (sábado , 12enero2013)

12, enero 2013

foto: Kim Manresa

Swami Satyananda Saraswati, maestro de vedanta

Eres lo que eres cada instante; los años sólo duelen cuando los has perdido. Nací en Barcelona y me fui hace 30 años a la India. ¿Quiere conocerse? Empiece por apagar la tele y encenderá su cerebro. Cada día millones de personas mueren sin saber quiénes son: no sea una más

Y usted quién es?

El Amiguet, de La Contra: quedamos en que vendría hoy.
No le he preguntado ni su nombre ni dónde trabaja, sino… ¿quién es usted?

Me he leído su aventura en la montaña sagrada de Arunachala y en Cachemira…
Muy bien, pero ¿quién es usted?

Si se pone así… Pues no sé quién soy.
Ya es un paso admitirlo. Yo lo di hace 37 años. Me fui a la India. No quería ser una más de los millones de personas que mueren cada día sin conocerse.

Otros muchos viven así tan ricamente.
No son conscientes de quiénes son y por eso tampoco han conocido a nadie. Viven las vidas de otros: consumen productos ajenos; trabajan para otros; votan a otros…

Y engrosan las audiencias de televisiones de otros… ¿Quiere vivir más y mejor? Empiece por apagar la tele y encenderá el cerebro.

La tele relaja y hace compañía.

… No se relajará olvidándose, sino descubriéndose. Y cuando se conozca de verdad a sí mismo, jamás volverá a sentirse solo, porque usted es su mejor compañía, y cuando no necesite distraerse, ni entretenerse, ni que le distraigan ni entretengan, verá cómo otros acuden a su lado a disfrutar de su paz.

¿Cómo empiezo?
Dese tiempo para indagar en su interior y empezará a adquirir una saludable distancia de lo que no es usted, sino sólo sus circunstancias, sus ambiciones, sus miedos…

Yo pensaba que soy yo precisamente por mis atributos y mis circunstancias.
Si va penetrando en su interior a través de esas capas -edad, nación, empleo, cargos, propiedades, clase social…-, verá que usted no es la suma de todas ellas, sino al revés: usted es lo que queda al trascenderlas.

¿Y si no me gusta eso que queda?
Su ambición y su odio; sus pasiones y mezquindades son como las de todos, pero su esencia es única en el universo. Al descubrirla podrá sentirse al fin libre sin depender de nadie. ¡Verá qué tranquilidad y qué goce!

¿Cómo encontrarme?
A encontrarse no se enseña, se aprende. Los primeros pasos son racionales y puedo explicárselos como técnicas de concentración, pero se quedarán sólo en eso si después no logra transformarlos en una experiencia, una vivencia que te colma.

Dice usted…
Lo experimento en mí mismo y he sentido esa alegría en los maestros, los swamis.

¿El bienestar se contagia?
Igual que el ambicioso o el envidioso contagian su eterna insatisfacción a los demás.

No dice nada nuevo: en el templo de Delfos ya se leía “Conócete a ti mismo”.
Y ya hace 2.000 años que Sócrates fue al mercado y se maravilló: “¡Cuántas cosas que no necesito!”. La mística universal ha seguido los métodos de autoindagación del vedanta milenario. Y siguen sirviendo.

Algo así también enseña la Iglesia.
Yo no predico una fe; ni le pido que crea en nada. Pero sé que si persigue el dinero…

No me pida un duro, que voy de cráneo.
… La admiración de los demás: ¡que le quieran! Nunca tendrá bastante. Porque esos deseos no son usted.
¿Quién soy yo?

Sólo usted puede descubrirlo si se da tiempo. Quienes quieren que se lo dedique a ellos le dirán que lo pierde, pero usted se irá dando cuenta de que lo está ganando.

¿No me aburriré?
Aprenderá a recoger los sentidos y aquietar la mente. No intente concentrarse en cada idea que le asalta, deje que pasen; que lleguen y se vayan, y observe el inmenso silencio que está detrás de todo pensamiento.

¿Sin hacer nada?
A medida que profundiza en su introspección notará que su respiración se vuelve lenta y profunda y que va entrando en un espacio interior mucho más amplio.

¿Cómo lo aprendió usted?
Descubrí el yoga en Barcelona en 1975 y sentí que removía algo en mi interior: leí el Bhagavad Gita y me transformó y a los 20 años -hace 37- me fui a la India, aprendí sánscrito y empecé a estudiar el vedanta…

Tiene usted buen aspecto: mi madre diría que de no haber trabajado mucho.
Vivo.

¿De qué vivía?
Los hindúes nos alimentaban a los yoguis de la montaña sagrada de Arunachala. La India se te abre si tú te abres a ella.

Seguro que pasó hambre.
Alguna austeridad. Pero sólo con la presencia de mi maestro me reconfortaba.

¿No se había fumado ni bebido nada?
La meditación no altera la conciencia, sino que la potencia y ensancha. Inténtelo.

Yo tengo la suerte de trabajar.
Tome distancia y reflexione: no viva la vida de otros. No persiga lo que los demás decidan que usted quiere: no sufra por triunfar el triunfo que otros deciden. Sea usted.

¿Y si no sirvo para meditador?
Usted puede ser el más ansioso y alocado de los hombres, pero también en su interior está el más juicioso, calmado y feliz. Dese tiempo y se encontrará.

Del instante estante

En Arunachala los hindués ofrendaban a Satyananda (que ya no usa su nombre catalán) alimentos que el yogui descubría al interrumpir días de meditación. Aquí, si un tipo raro extranjero y medio desnudo permaneciera absorto durante catorce horas frente a un portal, los vecinos asustados llamarían a la Guardia Urbana, que se lo llevaría a pegarle una ducha y a alimentarlo en el comedor social. Nuestra cultura deplora la contemplación, así que no se impaciente si la tele del vecino le impide concentrarse. Una joyita del swami -la primera en catalán- de filosofía hindú esencial, L’hinduisme, le ayudará a encontrarse al descubrir el instante estante entre pensamientos.

Leer más: http://www.lavanguardia.com/lacontra/20130112/54360792252/la-contra-swami-satyananda-saraswati.html#ixzz2HlpfLakT

Molly Hatchet, Razzmatazz2 – Bcn (11diciembre2012)

22, diciembre 2012

Molly Hatchet Banner

Molly Hatchet

Crónica del concierto_______________________________________________

Los americanos de Florida, Molly Hatchet no defraudaron al personal congregado, no demasiado por cierto, calculo que unas 200 personas en la sala Razzmatazz II, en su primera visita a la ciudad condal.
Los sureños dispusieron de un sonido excelente en la hora y media que duró el bolo, y empezamos a disfrutar del evento después de la intro de Whitesnake Here I Go Again con Whiskey Man, tema que fue perfecto para empezar a calentar el ambiente.

Phil McCormack se desenvolvía bien sobre las tablas a pesar de su figura. Continuaron con It’s All Over Now, con un Bobby Ingram tremendo a las seis cuerdas y tirando púas al personal, Gator Country también sonó fabulosamente bien.
Dave Hubek, también demostró su gran valía como segundo guitarra, a pesar de su aparente lesión ya que al final del concierto se le vio apoyarse en un bastón. Siguieron con el tema Been to heaven – Been to Hell, que sonó muy compacta, y a continuación Fall of the Peacemaker, con un Tim Lindsey, bajista, que no paró quieto ni un momento, a pesar de su edad, y tremendo parecido con el actor de cine Sam Elliot. Continuaron con el tema Justice y demostrando el gran sentido humorístico entre ellos, el colofón final llegó con el tema que nunca falla en sus directos y dedicado a sus amigos Lynyrd Skynyrd, Free Bird, con toda la sala cantando, con un Bobby realizando un solo brutal y el personal aplaudiendo a rabiar. Se despidieron del publico con el tema Flirtin’ with disaster para finalizar su concierto con muy buenas vibraciones.

Todos contentos y satisfechos porque poco rato después, unos cinco minutos, toda la banda se fue al merchan y firmaron todo lo que les presentamos y se hicieron fotos con todos.

Gran noche de estos monstruos que llevan el Rock’ and Roll en la sangre.

______________________________________________________________________

Texto: Zumeitor Pitrusmai

 samudra también estaba allí

ticket, molly hatchet

enlaces relacionados:

doro, sala razzmatazz bcn (25noviembre2012)

26, noviembre 2012

CRÓNICA CONCIERTO______________________________________________

En esta segunda juventud que me ha tocado vivir, estoy disfrutando la música más intensamente que hace años, más de veinticinco, cuando mi juventud se empapó del espíritu musical de infinidad de grupos, Warlock entre ellos, que mojaba sin encharcar desde la distancia de los grandes estadios. Ahora esa distancia inalcanzable y anónima se ha convertido en cercanía y proximidad; el sudor de aquellas bandas legendarias que ahora descargan su adrenalina en recintos más pequeños como la sala Razzmatazz, siempre llenos de un público que no olvida, se mezcla con el mío. Ahora los artistas, aquellos mitos inalcanzables del pasado, te estrechan la mano y te invitan a cantar con ellos cuando tienen la deferencia, como siempre la ha tenido Doro Pesch, de acercarte el micro para compartir contigo su éxtasis más metalero. Toda una experiencia que recomiendo vivir siempre que se pueda.

Para caldear el ambiente antes de su aparición en escena, la alemana aprovechó la profesionalidad de Seven, una banda checa que demostró muy buenas maneras en el escenario. Presentando en Madrid su última placa, la titulada “Freedom call”, el grupo siempre estuvo cercano, preocupado por agradar con su técnica y sus poses a un público también muy entregado y dejándonos a los presentes, en su media hora de actuación, muy buen sabor de boca. Muy recomendables en directo.

A las nueve y cuarto de la noche salía al escenario una guapísima Doro Pesch, para demostrarnos a los que no quisimos perdernos su concierto que, como el buen vino, su fuerza escénica y vocal se conserva con el paso de los años. Una bonita introducción enlazó con el tema “Hellraiser”, al que dieron continuidad tres canciones rescatadas de su pasado en Warlock – “I rule the ruins”, perteneciente a su exitoso “Triumph And Agony”, “Burning the witches”, de su álbum debut con los germanos y del que también tocaron “Metal racer”, y “Fight for rock” -. Para entonces el público, entregado como nunca he visto, ya comía de la mano de Pesch.

“Os quiero, Barcelona”. El repertorio de la teutona se nutrió tanto de canciones de su periplo en solitario como de su pasado musical en Warlock; temas todos muy aplaudidos y coreados como “The night of the Warlock”, “Hellbound”, “True as steel”, “Rise your fist in the air”, el primero de los dos que tocó de su hasta la fecha última entrega discográfica – el otro fue “Hero”, muy aplaudido por el respetable y que Doro, lanzando un beso al cielo, dedicó a la memoria del inmortal Ronnie James Dio , memoria que los presentes recordamos coreando su nombre -, o la entrañable “Fur Immer”, que el público cantó con el sentimiento que el tema merece y que la incombustible Doro introdujo con unas emotivas palabras: “sois una gran familia de heavy metal”.

“We love you…Os quiero”, no paraba de gritarnos la alemana desde el proscenio; el escenario se quedó pequeño para tanta adrenalina como descargó la banda, muy conjuntada, profesional, y que arropó en todo momento a la diva: Bas Maas (que sudó y se divirtió bromeando con el resto de sus compañeros) y Luca Princiotta, a las guitarras, Nick Douglas, al bajo y a los teclados, y Johnny Dee, que no dejó de aporrear su instrumento con la precisión de una máquina de coser. Su solo de batería, con guiños a los británicos Queen, fue muy aclamado por el público. Completaron un inmaculado repertorio los temas “Earthshaker rock”, que sirvió de comodín para presentar a la banda, el himno “We are the metalheads”, “Breaking the law”, cover de Judas Priest con el que la gente disfrutó a rabiar y que enlazaron con “All we are”, uno de los clímax del concierto con el que se puso punto y seguido a una intensa primera parte de actuación. Sin abandonar el escenario, Doro se reservó para el final los temas “Metal tango”, “Unholy love”, y “Bun it up”, incluido en su disco del año 2000, “Calling the wild“.

A pesar de haber visitado nuestro país en casi todas sus giras, el público sigue apostando por la de Dusseldorf porque sabe que los conciertos de la alemana son sinónimos de calidad. Doro, ya te echamos de menos.

Texto: Amado Storni / Fotos: K.

CRÓNICA PERSONAL ______________________________________________

Con puntualidad alemana Doro Pesh se presento ante una sala razzmatazz practicamente llena enfundada en traje negro  y remaches, rubio platino y una energía desbordante a la vez que envidiable. su estatura nunca le fue impedimento para reinar en el heavy metal durante los años ’80 y en la actualidad una legión de metaleros enamorados de su rasgada voz y su entrega en los escenarios. de principio a fin, en casi 2 horas ininterrumpidas de concierto se revisó toda su trayectoria musical desde  sus inicios con Warlock, su etapa en solitario y su ultimo trabajo “Raise Your Fist”.

de los músicos que la arroparon perfectamente en todo momento, destacó por méritos propios el baterista Johnny Dee que salió al escenario con camisa negra y corbata rojo pasión, ya en la segunda canción lucia torso desnudo y con contundencia  medida niqueló un conciertazo que remató con un “solo” de bateria que me dejó una gran sonrisa y un buen sabor de boca pocas veces experimentado; al final acabó colgado boca abajo de una de las vigas de la sala razzmatazz.

gracias doro por esta magnifica noche de heavy metal!.

como comentario negativo decir que para salir de la sala se formo un tapón al colocar la mesa del merchandising enfrente de la barra estrechando sobre manera el paso de salida provocando aglomeraciones. en otros conciertos he visto las mesas de merchandising colocadas fuera de la sala. cuando todavía esta presente en el recuerdo de todos los sucesos de la sala Arena de Madrid se deben cuidar todos los detalles, por favor.

 samudra también estaba allí

enlaces relacionados:

KAMELOT + XANDRIA + TRIOSPHERE y BLACKGUARD – sala razzmatazz, bcn (09noviembre2012)

16, noviembre 2012

 samudra también estaba allí

CRÓNICA CONCIERTO___________________________________________________

KAMELOT + XANDRIA + TRIOSPHERE + BLACKGUARD

Viernes 9 de Noviembre  de 2012 – Razzmatazz 2 – Barcelona

La banda liderada por el  guitarrista Thomas Youngblood, parece que por fin está viendo la luz al final del túnel. He de reconocer que fui de los que torció  el gesto cuando su carismático ex vocalista, el noruego Roy Khan decidió, en  Abril de 2011, abandonar la banda de forma oficial y definitiva. Tampoco me acabo de convencer la posterior colaboración, para el “Pandemonium Tour”, del vocalista de RHAPSODY OF FIRE,  Fabio Lione. En cualquier caso, después de mucha incertidumbre sobre el futuro de la banda, en Junio de este mismo año, se anunciaba que el ex bombero Tommy Karevik, sería el nuevo vocalista de la banda después de ser  escogido entre más de 800 candidatos. Con su nuevo trabajo “Silverthorn”, recién salido a la venta, los americanos se presentaban en Barcelona dispuestos a afrontar la dura prueba del directo, presentándonos a su nuevo vocalista. Como aperitivo, antes de la salida de las estrellas de la noche, este “Silverthorn European Tour 2012”, nos presentaba un extenso cartel en el compartían escenario bandas tan dispares como los potentes BLACKGUARD, los metálicos TRIOSPHERE y los sinfónicos  XANDRIA. Es por ello que la hora de inicio de las actuaciones se adelantó a las siete de la tarde, lo que provocó que muchos de los asistentes al concierto de esta noche, no pudieran presenciar la descarga de alguno de los grupos del cartel.

BLACKGUARD

Los encargados de abrir el cartel de esta noche eran los canadienses BLACKGUARD, una formación que, en principio, poco tiene que ver con la propuesta de Kamelot, pero que durante la poco más de media hora que estuvieron sobre las tablas consiguieron calentar el ambiente a base de un contundente metal repleto de pinceladas épicas y ramalazos death melódicos, que consiguió que las cerca de 150 personas que presenciaron su actuación no pararan de moverse, dejándose contagiar por la entrega y potencia de una banda que salió dispuesta a convencer a una audiencia que venía predispuesta a divertirse.

Dentro de los grupos que esta noche tocaron en el escenario del Razzmatazz 2, sin duda los  canadienses fueron los más cañeros y enérgicos, gracias a la potencia  y contundencia en las guitarras de cortes como la crujiente “Wastelands”, extraída de su último álbum “Firefight” o “The Fear Of All Flesh”, con la que consiguieron conectar con un público que no dejo en ningún momento de apoyar y de moverse, contestando a las continuas arengas de su vocalista, Paul Ablaze, que no paro de incitar al público a saltar y levantar los puños hacia el escenario. En resumen, media hora de trepidante caña, de la mano de una banda que venía dispuesta a aprovechar su oportunidad, ofreciéndonos mucha potencia, mucho headbanging, un directo muy convincente y un gran despliegue físico sobre las tablas, para un quinteto que abandono el escenario dejando una muy grata impresión.

Tras un pequeño lapsus de tiempo, los siguientes en subir al escenario fueron los noruegos TRIOSPHERE, un grupo formado en el 2004, que ha publicado un par de trabajos discográficos y que ha conseguido descargar su música en el festival de Wacken. Liderados por la bajista y vocalista  Ida Haukland, que se mostró como una frontwoman sólida, con una voz aguda, ideal para acometer su heavy metal melódico con algunos toques progresivos. El cuarteto baso su repertorio en su último lanzamiento de estudio “The Road Less Travelled”, que salió al mercado en 2010. Temas repletos de melodía como “Human Condition”, en el que la vocalista conto con el apoyo de sus compañeros en los los coros, contrastaron con medios tiempos poderosos y densos como “Death Of Jane Joe”, que incluyo una poderosa ráfaga metálica final.

De su primer álbum, “Onwards”, no podía faltar, su tema más conocido “Trinity”, un corte repleto de atmosferas cambiantes, que nos dejó un potente cruce entre ambos guitarristas. Cabe destacar que aunque sobre el escenario, es  la bajista y vocalista, quien se lleva la mayoría de las miradas, lo cierto es que instrumentalmente, el miembro que mayor protagonismo tiene es el guitarrista Marius Silver Bergesen, que en muchas de las canciones  ocupaba el centro del escenario mientras su compañera se veía desplazada al lado derecho. Encarando la recta final de sus escuetos 30 minutos de show, nos ofrecieron una trepidante “Worlds Apart”, antes de cerrar definitivamente con una metálica y guitarrera “Sunriser”. Actuación más que correcta de los noruegos, que pese a contar con más público que los canadienses BLACKGUARD, no consiguieron una respuesta tan fogosa por parte de un respetable  que se mantuvo bastante más estático y expectante.

Para cuando empezó a sonar el pregrabado que servía de introducción para la actuación de los sinfónicos  alemanes XANDRIA, el Razzmatazz 2 presentaba ya una media entrada, y se podía palpar en el ambiente, que  entre los asistentes  había muchas ganas de ver a los chicos comandados por el guitarrista Marco Heubaum y el batería Gerit Lamm. Desgraciadamente aunque la banda lleva más de 15 años de historia y ha facturado un total de siete discos, lo cierto es que la pérdida de su vocalista original Lisa Middolhauve y de su posterior sustituta Kerstin Bischof, ha frenado un poco la progresión de la formación. Pero gracias a la entrada de su nueva vocalista Manuela Kraller, el quinteto parece vivir un segundo resurgir de la mano del poderoso registro de soprano de la vocalista con la que han grabado su reciente   “Neverworld’s End”.

Con unos XANDRIA, que por lo menos durante el concierto de esta noche, dejaron de lado su  pasado para concentrarse, casi de manera exclusiva, en su material más reciente, arrancaba su actuación con una emotiva “Valentine”, donde Manuela Kraller, nos ganó desde los primeros compases,  gracias a su portentosa voz y a su faceta interpretativa,  que hizo ganar muchos enteros a la composición, rápidamente y sin apenas darnos un respiro, el público reaccionó con palmas al reconocer el inicio de  “Blood On My Hands”, que nos mostró la faceta más melódica de la formación alemana, reforzando su sonido guitarrero con unos  sintetizadores, que desgraciadamente tuvieron que sonar enlatados. Adentrándonos en sonoridades más progresivas “Euphoria”, una de las composiciones mejor recibidas de su show, gracias a sus pegadizos coros y a la potencia de las guitarras.

Después de un inicio de concierto con los alemanes poniendo toda la carne en el asador, “Forevermore”, fue el tema elegido para ofrecernos su lado más sinfónico, con la sugerente voz de Manuella Kraller liderando el tema, mostrándose como una front-woman simpática y dicharachera, bromeando con el público, haciéndonos cantar y dirigir nuestros brazos hacia el escenario, como sucedió durante el inicio de “Cursed”, una de las composiciones más oscuras e inquietantes de su último trabajo “”Neverworld’ s End”, que sirvió para crear un ambiente denso y profundo.

Tampoco faltaron durante su actuación momentos más líricos, como la interpretación de la preciosa “The Dream Is Still Alive”, con  público y banda embelesados con la voz de Maria, mientras la sala se inundaba con la llama de los mecheros, para posteriormente contestar su interpretación con una cerrada ovación, que se fundió  con el inicio de la metálica “Soulcrusher”, uno de los temas más contundentes de su último trabajo, en el que se fusionan a la perfección las partes orquestales y rimbombantes con los fraseos guitarreros. Para poner el punto y final a sus cuarenta minutos de actuación, los alemanes optaron por la furia powermetalera de “The Lost Elysion”, una muy buena elección, que consiguió dejar a la gente con ganas de más y un muy buen sabor de boca.

Si algo ha caracterizado siempre la carrera de KAMELOT, ha sido la evolución constante de su sonido, la formación siempre se ha mostrado abierta a incluir nuevos elementos en su propuesta musical, consiguiendo que cada uno de sus diferentes trabajos este repleto de matices y detalles, con los que han conseguido enriquecer su propuesta y no repetirse, ofreciendo siempre trabajos repletos de ideas novedosas, calidad y progresión musical. Pero en esta ocasión, la presión era todavía mayor, ya que a la incertidumbre de saber que tal funcionarían las nuevas composiciones de la banda en directo, había que  añadir, la reacción que el público podría tener ante la presencia del nuevo vocalista  Tommy Karevik.

Con una sala expectante, deseosa de satisfacer su curiosidad sobre la valía del nuevo vocalista y con un escenario en el que destacaba un enorme telón con la portada de su último trabajo, así como unas plataformas, repartidas a lo largo del escenario, sobre las que los músicos se subirían, para poder ser visto desde cualquier punto de la sala, arranca el show de la formación capitaneada por el guitarrista Thomas Youngblood de la mano de  la atmosférica “Rule The World”, y ya desde los primeros compases del show, pudimos apreciar que el timbre vocal de Tommy Karevik, así como su presencia escénica, era muy similar a la de su antecesor, consiguiendo salir airoso con facilidad de las partes más relajadas y bordando las más exigentes. Rápidamente y tras una primera impresión muy positiva,  “Ghost Opera” fue la siguiente en  sonar, inundando  el escenario de humo y contando con la participación de Elyze Ryd de Amaranthe, que se situó en la parte trasera del escenario, subida sobre una de las tarimas. Tras una rotunda y triunfal apertura, fue el guitarrista  Thomas Youngblood, el encargado de coger el micrófono, para saludarnos y presentarnos a su nuevo vocalista, ante la aprobación de un público que se mostró entusiasmado con el trabajo de Tommy Karevik.  El oscuro inicio de “The Great Pandemonium”, nos sumergió de lleno en su anterior trabajo “Poetry For The Poisoned”, que fue  recibido con entusiasmo por las primeras filas , siendo  el tema escogido por el guitarrista para obsequiarnos con la primera exhibición técnica de la mano de un preciso y certero solo de guitarra.

Con el ambiente, lo suficientemente caldeado, con una banda  muy metida en la actuación y un público, plenamente entregado, llegaba el momento de ofrecernos la primera perla de su último trabajo “Silverthorn”, concretamente “Veritas”, en la que los teclados de Oliver Palotai fueron acompañados por las palmas del público, para posteriormente dejar paso al dueto entre Tommy Karevik y Elize Ryd, que salió a cantar embutida dentro de un manto blanco, creando  entre ambos, uno de los momentos más intensos y emotivos de la primera parte del show. Nuevamente fueron los teclados, los encargados de introducirnos en la clásica y coreadísima “Center Of The Universe”, perteneciente a su álbum “Epica”, uno de los mayores éxitos de la banda, en el que Tommy volvió a demostrarnos su facilidad para encarar de manera satisfactoria los clásicos de la banda, además de mostrarse como un magnifico frontman dirigiendo al público durante los estribillos, manteniendo la intensidad del show.

Llegaba el momento de retornar a los temas de “Ghost Opera”, y que mejor elección que “The Human Stain”, con Sean Tibbets y Thomas Youngblood, subidos en las tarimas laterales, saltando e imprimiendo fuerza y dinamismo a una pieza rotunda y poderosa, que dejo paso, a la emotividad y el buen gusto de la preciosa “Song For Jolee”, que gozó de un gran recibimiento  por parte del público. Posteriormente  fue Casey Grillo, el encargado de mostrarnos  su técnica y potencia, ofreciéndonos un entretenido y breve solo de batería, que se cerró con el percusionista  golpeando sus platos con los puños. La guitarra de Thomas Youngblood fue la encargada de sumergirnos en la trepidante “When The Lights Are Down”, una de las piezas más coreadas de toda la noche, gracias a su estribillo pegadizo y a su ritmo contagioso y efectivo, que transformo la sala en un mar de puños en alto, mientras el escenario quedaba bañado por una intensa  luz roja.

Tras proponer Tommy un pequeño juego con el volumen de los gritos del público, llega el momento de afrontar “Sacrimony (Angel Of Afterlife”), uno de los cortes más melódicos y que  mayor relación guarda con el pasado más inmediato de la banda, en donde nuevamente tanto Tommy como Elyze volvieron a compartir las labores vocales, pero donde destaco especialmente el trabajo de un Oliver Palotai, que poco a poco,  ha ido ganando peso dentro del sonido de la banda, hasta convertirse en una pieza clave, tanto en directo como en estudio, ya que cada vez son mayores sus aportaciones en los trabajos de la banda, como quedó reflejado en el inicio de “Season´s End”, todo un derroche de clase y elegancia, que precedió al solo del teclista, un ejercicio repleto de clasicismo y virtuosismo,  que fue enlazado, con un extenso desarrollo de guitarra a cargo de Thomas Youngblood, que desembocó en la melódica y power metalera “Forever”, que puso nuevamente a toda la sala a cantar, dejándonos la estampa del vocalista mirando a las primera filas, sorprendido y desbordado ante la calurosa acogida del tema, y la participación de un público, que se quedó completamente en silencio para poder escuchar el final a capella, interpretado por el vocalista, lo que provoco una sonora ovación con la que los músicos abandonaron el escenario, después de una hora de show.

El retorno sobre las tablas, vino marcado por un escueto  solo de bajo,  del activo y participativo, Sean Tibbets, para posteriormente sumergirnos en uno de los clásicos de la banda, la poderosa y rotunda “Karma”, que fue enlazada con la última de las composiciones que interpretaron de su último trabajo “Silverthorn” la pegadiza “Torn”, que volvió a contar con la participación del público, demostrando que los nuevos temas han calado entre sus seguidores.  Tras los agradecimientos, el redoble marcial de Casey Grillo nos introdujo en la inquietante y rotunda “March Of Mephisto”, extraída de “The Black Halo”, que fue la elegida para cerrar el show, con todo el escenario bañado en luz roja , mientras unos curiosos “ángeles negros” ayudaban en la percusión inicial del tema,  al mismo tiempo que  el escenario se llenaba de llamaradas y humo, mientras el vocalista se arrodillaba ante las primeras filas dando intensidad y dramatismo a su interpretación, consiguiendo cerrar por todo lo alto la actuación dejando a  una audiencia plenamente satisfecha.

Brillantísimo concierto de KAMELOT, que han demostrado, primero con la edición de un fantástico disco como “Silverthorn”, y posteriormente con conciertos como el de esta noche, que han conseguido salvar el difícil escollo de la sustitución de una pieza clave dentro del engranaje de la banda, como era el vocalista Roy Khan, encontrando un reemplazo que está a la altura, y que no dudo, que con el paso del tiempo, podrá adquirir el carisma y tirón que tenía el Noruego. Quizás el único lunar, de una fenomenal actuación, fue el que pasaran, totalmente, por alto, el  material de sus primeros trabajos, creo que un “The Four Legacy” o un “Millennium”, no habrían desentonado en el repertorio del concierto y  hubiera sido un bonito guiño a sus fans más veteranos.

Texto: Alfonso Díaz / Fotos: Carlos Oliver / Fuente: http://www.rafabasa.com

enlaces relacionados:

 

dan baird & homemade sin + jim wilson, sala apolo[2], bcn (06noviembre2012)

15, noviembre 2012

Asistir a un show de Dan Baird es apostar seguro. Fiesta de puro rock and roll en el ellos se divierten encima del escenario y hacen que los asistentes tambien se diviertan. Tocaron versiones inmortales (sentenciaron el show con Rockin in the Free World y sonaron retazos de Sweet Jane, Proud Mary, Get It On o Pills) o con temas propios, ya sean de los Georgia Satellites, en solitario o con los Homemade Sin.

Jim Wilson cumplió a la perfección. Llevó el peso de la actuación porque sus compañeros apenas se implican en el show, quedando todo el protagonismo a Jim, que descarga los temas de su primer disco en solitario con convicción y entusiasmo.

Que raro. Llevo todo el día chequeando la edición digital de los principales diarios catalanes y aún no han publicado la crónica del concierto de anoche. ¿Como? ¿Alguien insinua que allí no había nadie de La Vanguardia y El Periódico? No me creo que las eminencias rockeras que cubrieron de una forma tan “objetiva” el show de GN’Ren Badalona dejaran escapar un concierto de Dan Baird & The Homemade Sin. Ellos, que tan claro tienen como debe ser un show de RN’R, seguro que tocaron el cielo anoche en Apolo2 …Dejando a un lado los rencores, como cualquiera que haya visto alguna vez en directo al ex-Georgia Satellites en su nueva andadura supondrà, Dan y su banda nos dieron un concierto memorable. Por su entrega animal, por las dos horas de show, por el buen gusto al escoger las versiones y por endurecer de esa manera sus clásicos. Creo que nunca había visto una actuación tan guitarrera, tan hard-rockera, de una banda que no es rock duro!
Warner E. Hodges suele ser una bestia parda, pero ayer le vi especialmente desbocado. Temas como “Dan Takes Five” o “Railroad Steel” sonaron muy muy salvajes, a ratos aquello parecía el grand finale de “Paradise City”! Mis compañeros de concierto comentaban que el volumen de las guitarras era excesivo. A mi sonaban a gloria, aunque es cierto que 24 horas después, de forma interminente, el habitual pitido aún me acompaña.Dan Baird & The Homemade Sin interpretaron su excelente debut practicamente al completo, no faltó el hit de Dan en solitario, “I love you period”, y por supuesto, cayeron los grandes clásicos de Georgia, los “Sheila”, “I dunno”, “All over but the criyin'”, “Six years gone” y “Keeps your hands to yourself” (me encanta ese “no huggy no kissy”!) que todos conoceis. Antes mencionaba mi satisfacción por sus versiones. “A hard day’s night” de los Beatles estuvo bien sin más y “American Girl” de Petty la toca siempre, pero me noquearon las covers de “Good news”, una canción cuyo autor desconozco y que se la tengo oída a Mike Farris, y, especialmente, la super-rockera relectura de “Tears of a clown” de Smokey Robinson & The Miracles, tema que adoro de toda la vida. Yo les pedí “White Lies” de Jason & The Scorchers pero no coló.

crónica:  sammyplaysdirty

samudra también estaba allí

manowar, sant jordi club, bcn (13octubre2012)

24, octubre 2012

FECHA: 13-10-2012
CIUDAD: Barcelona
LUGAR: Sant Jordi Club
GRUPO: Manowar
DURACIÓN: 135 minutos

CRÓNICA CONCIERTO___________________________________________________

Nunca sabremos la verdad de lo ocurrido en torno a las circunstancias que propiciaron queManowar anunciase la cancelación de los conciertos que debían realizarse en Barcelona y Madrid los pasados días 13 y 14 de octubre y la posterior rectificación anunciando que finalmente sí se realizarían. Tampoco es cuestión de ponernos ahora a especular sobre un tema del que no tenemos los argumentos necesarios para debatirlo. Lo cierto es que durante la actuación, Joey DeMaio tuvo palabras de agradecimiento para quienes hicieron posible que finalmente el concierto se llevara a cabo.

Por otra parte, el Sant Jordi Club registró una entrada más que aceptable y si el aforo estaba acondicionado para 2.000 personas, posiblemente habría de 1.500 a 1.800 aproximadamente. En todo caso, los rumores que indicaban que la venta de entradas había sido floja, finalmente no se correspondieron a la realidad del número final de asistentes.

Manowar, es una banda que siempre ha fomentado una estrecha relación con sus seguidores. Este aspecto ha posibilitado su supervivencia durante más de 30 años y, en unos momentos en los que pocos grupos pueden permitirse actuar en locales que no sean de aforo medio, ellos todavía tienen la capacidad de convocar al suficiente número de personas como para que sus presentaciones no tengan que supeditarse al circuito de clubes.

En su anterior gira, algunas voces críticas habían señalado que el repertorio dejaba bastante de lado su primera etapa para centrarse excesivamente en álbumes como Gods Of War y Warriors Of The World, además del EP Thunder In The Sky y, si repasamos su anterior visita a España, no les faltaba razón. En aquella ocasión (al menos en su concierto de Barcelona) no tocaron ni un tema de sus cuatro primeros discos, es decir la etapa que les hizo famosos y ser quienes son en la actualidad.

Sea por las críticas recibidas, sea por el relanzamiento en 2010 de su álbum debut Battle Hymns, sea porque su último álbum The Lord Of Steel encaja más con sus orígenes que con la grandilocuencia de sus últimas entregas, en esta gira se han decantado a recuperar algunos clásicos, dentro de un repertorio bastante equitativo quedando solo “The Sons Of Odin” como representante de sus devaneos con los dioses nórdicos.

Tras un retraso de 15 minutos y cuando ya cundía la impaciencia entre el público, el obligado“Manowar”, seguido de “Kill With Power”, uno de los temas más brillantes de su carrera “gastado”demasiado pronto, dieron el espoletazo de salida iniciando un recorrido que conllevó algunas interesantes percepciones, entre ellas, la presencia de carismáticas canciones de Signs Of The Hammer como “Thor (The Powerhead)” y el propio tema título, además de “Mountains”, esta última, más que nada para lucimiento de Eric Adams porque, con sus partes lentas, cortó la dinámica del concierto y desorientó a la peña que estaba más por la contundencia que el sentimiento. Seguramente, encontraremos puñados de piezas mejores que esta en su discografía, pero… fue su elección. Por el contrario, nos encontramos con la sorprendente inclusión de “Outlaw”, no demasiado habitual en sus directos pero que contribuyó a reanimar el recital con su vitalidad.

En lo que respecta a la aportación de su nuevo álbum, cinco canciones fueron suficientes para comprobar su apuesta por los sonidos primigenios y que, posiblemente, cuando tengan más“rodaje” encajaran mucho mejor. Sin duda “Expendable” y “Manowarriors” tienen claras condiciones para el directo y “The Lord Of Steel” no se queda atrás, en cambio, la tan publicitada“El Gringo” sonó demasiado convencional.

Posiblemente, uno de los puntos álgidos de la actuación fue cuando arremetieron con “Fighting The World” “Kings Of Metal”, convertidas en un auténticos himnos, seguida del clásico “Blood Of My Enemies”, que introdujo un productivo dramatismo en la presentación, culminando la mejor parte del recital con “Hail And Kill”.

Los bises “Warriors Of The World United” “Black Fire And Steel”, constituyeron un final previsible pero no por ello efectivo, después de 135 minutos de música y pasión y con el sonido de fondo de “The Crown And The Ring (Lament Of The Kings”, los seguidores abandonaron el recinto con rostros de satisfacción.

Un concierto de Manowar no sería igual sin los habituales toques de distinción, empezando por los inevitables solos y acabando con el típico discurso de Joey DeMaio. Con respecto a los primeros, tanto el de Karl Logan, como los de Donnie Hamzik y DeMaio, forman parte del espectáculo aunque no decisivos en el contesto general. Solo el de bajo a cargo de Joey llama algo más la atención. Al bajista, como sabemos, le encanta la teatralidad. No solo ejecutando el solo sino en todo lo que respecta a su actuación. Es como si asumiera un personaje lo desarrollara a lo largo del concierto con sus gestos, sus poses y sus penetrantes ojos, eso sí, nada de sonrisas. Su representación culmina con la rotura de las cuerdas de su instrumento para regalarlas a los seguidores. Tampoco se olvida de su discurso que, con el paso del tiempo, felizmente, es menos pomposo y más corto. De todas formas, se quedó con todos los presentes al hablar en un catalán, sino perfecto, bastante decente. Vocalizando despacio y perfectamente comprensible, utilizando palabras muy cercanas. Entre otras cosas, dijo que no compráramos su nuevo disco en las tiendas porque nos quieren timar, mejor hacerlo en su puesto de merchandising. No sabe nada el tío, así todos los beneficios van para el grupo. Y… ¡quien le va a discutir ese derecho!

Individualmente, Eric Adams exhibió su habitual capacidad pulmonar, dejando constancia de que después de tantas décadas de pegar gritos su garganta aguanta perfectamente. Karl, se limita a ejecutar su papel de forma sobria y efectiva pero sin desmadrarse más de lo necesario, al igual que Donnie, disfrutando de la segunda oportunidad que le ha proporcionado el destino después de que en 1983 fuese sustituido por el fallecido Scott Columbus. Y bueno, de Joey ya ha quedado dicho todo, sin su presencia Manowar no podría existir.

Una última observación que determina el sentido de calidad con que Manowar afronta sus presentaciones, es el excelente sonido que escupen los numerosos altavoces (contrastando con su exagerado volumen que a veces satura el entorno más cercano al escenario), así como un juego de luces donde la nitidez y los tonos claros predominan para que el público no se pierda nada de lo que ocurre en escena, sin dejar pasar la impecable vestimenta que lucen todos los miembros del grupo, como recién salida de la tienda y, en esta ocasión, de un material más cómodo que el habitual cuero.

Y es que Manowar no puede dar la imagen decadente de algunos grupos venidos a menos.Manowar es un grupo que cuida los detalles al máximo y no deja nada al azar. De ahí su vigencia y el mérito de haber conseguido enganchar a su propuesta una nueva generación de seguidores además de mantener a muchos de sus antiguos fans, los mismos que se citaron en el Sant Jordi Club y, como ha quedado dicho más arriba, salieron completamente satisfechos del espectáculo.

SET LIST

1) MANOWAR (Manowar)
2) KILL WITH POWER (Hail To England)
3) CALL TO ARMS (Warriors Of The World)
4) HAIL KILL AND DIE (The Lord Of Steel)
5) SOLO DE GUITARRA
6) BROTHERS OF METAL P.1 (Louther Than Hell)
7) MOUNTAINS (Sign Of The Hammer)
8) THOR (THE POWERHEAD) (Sings Of The Hammer)
9) OUTLAW (Louder Than Hell)
10) EXPENDABLE (The Lord Of Steel)
11) EL GRINGO (The Lord Of Steel)
12) SING OF THE HAMMER (Sign Of The Hammer)
13) HAND OF DOOM (Warriors Of The World)
14) SOLO DE BAJO
15) THE SONS OF ODIN (Gods Of War)
16) SOLO DE BATERIA
17) FIGHTING THE WORLD (Fighting The World)
18) KINGS OF METAL (Kings Of Metal)
19) BLOOD OF MY ENEMIES (Hail To England)
20) HAIL AND KILL (Kings Of Metal)
21) HOUSE OF DEATH (Warriors Of The World)
22) MANOWARRIORS (The Lord Of Steel)
23) THE LORD OF STEEL (The Lord Of Steel)
BIS
24) WARRIORS OF THE WORLD UNITED (Warriors Of The World)
25) BLACK WIND FIRE AND STEEL (Fighting The World)


crónica: Locky Perez | fuente:  Musicopolis

samudra también estaba allí (Rubén + samu)

enlaces relacionados:

eluveitie + sabaton, sala razzmatazz bcn (03octubre2012)

4, octubre 2012

Eluveitie Albums:

2006 – Spirit
2008 – Slania
2009 – Evocation I – The Arcane Dominion
2010 – Eeverything Remains as It Never Was
2012 – Helvetios

Sabaton Albums: 

2005 – Primo Victoria
2006 – Attero Dominatus
2007 – Metalizer
2008 – The Art of War
2010 – Coat of Arms
2012 – Carolus Rex

CRÓNICA CONCIERTO________________________________________________

sala: Razzatazz 2 (Barcelona)

Gran idea esta gira con dos bandas que representan un soplo de aire fresco a la escena. A pesar de tener estilos dispares ambas agrupaciones se han labrado un nombre y una posición envidiable a base de trabajo y de fe. Sabaton representan el post power metal y a base de contarnos batallitas han conseguido firmar discos impecables y hasta colar en su haber alguno de los mejores himnos del heavy metal contemporáneo. Eluveitie nos enamoraron desde que sacaron ese brillante “Slania”. Su ascenso ha sido imparable. Barcelona tenía ganas de volver a ver ambos grupos, pero la entrada fue algo floja, la verdad. El Razz 2 presentaba un aspecto rebosante, sí, pero la sala estaba en versión reducida, y no nos engañemos, la crisis, la subida de la cultura hasta el 21% y demás adversidades de la noche de un miércoles, hicieron que la cosa estuviese sólo medianamente bien.

Eluveitie salieron con muchas ganas y con mucha expectación. Se nota que esta banda se ha ganado disco a disco y directo a directo un nutrido grupo de fieles. Hasta siete personas sobre el escenario, con un batería poderosísimo, un bajista que tocaba sentado, una violinista y la gran Mina a la voz y a la zanfoña. Ese instrumento mecánico antecesor al acordeón y que también usan In Extremo, es el que le da el toque especial al grupo, así como la excelente y étnica voz de Mina. Su líder Chrigel Glanzmann es un animal de directo, posee una privilegiada voz rasgada y toca los mil-y-un instrumentos. Desde flautas pasando por arpas. Enorme el inicio con las furibundas “Helvetios y “Luxtos”, dejando claro que su potencial es enorme. Lo que no me gustó especialmente es que la flauta de Chrigel estuviese sampleada. Cuando sigue sonando y no la tocas queda realmente mal. Eso sí, el resto absolutamente impecable. Son una banda fantástica.

Los desarrollos folkies unidos a la potencia cercana al death melódico les hacen realmente especiales. Cuando ataca toda la sección folk sobre la base metal es un grupo que transmite y enamora. Mina pedía ya a la segunda canción que le bajaran un poco el sonido de la zanfoña. “Neverland” lució, pero sería “Rose for Epona” la que se llevaría más aplausos, con su líder a la flauta. Los temas más metálicos y directos como “Uprising” y sobretodo “Havoc” encandilaron al respetable. Especialmente esta última, por todo el desarrollo folkie. Ya es todo un clásico. Pero para clásico entre clásicos “Inis Mona”. Fue de largo el tema con el que más vibró la gente, dejándose la garganta. Era tal la entrega que uno no sabía si la gente estaba allí para Eluveitie o para Sabaton. El momento delicado vino con “Alesia”, en la que Mina volvió a lucirse y Chrigel sacó el arpa. Ahora que el grupo ha sacado un disco con sus primeros temas aprovechan para tocar “Divico” y recordarnos que el disco está disponible en la tienda. Gran concierto que nos dejó con muchísimas ganas de más. Esta banda crece a pasos agigantados.

Siempre defenderé que Sabaton son una de esas bandas llamadas a ser más que un referente en su campo. A pesar de casi separarse y de quedarse únicamente Joakim y Pär de la antigua formación, el combo se ha superado a si mismo y ha firmado otro discazo: “Carolus Rex”. Otra enorme dosis de batallas épicas a ultravelocidad, con mucha contundencia y grandes dosis de melodía. Estribillos de puño en alto y cabalgadas feroces a doble bombo. La formación actual funciona tanto o mejor que la anterior. Su patriotismo es más que evidente y la elección de empezar con “Final Countdown” de Europe es toda una declaración de intenciones. El rugido de la gente estalló con las iniciales “Ghost Division” y “Gott Mit Uns”. Poseen un gran sentido del directo y Joakim es un ciclón , pero sabe como transmitir y comunicar. Tras “Poltava”, uno de los cortes más duros y perfectos del disco, empezó a bromear con unos fans venidos desde Finlandia y con un fuet que le fue entregado desde el respetable. Obviamente dio sucesión a una dosis de humor tan “inteligente” como obvio. Fue bonito ver que Pär y Thobbe se animan a cantar y proporcionan a Joakm un gran colchón con los coros. Se ofreció al público elegir entre diferentes temas, pero es una elección inducida. Es obvio cuál ganará, así que, obviamente “White Death” era la siguiente en caer. “Carolus Rex” es otro tema que funciona de maravilla en directo. Tras la banda había unos plafones de luces con bombillas y la batería estaba elevada en una plataforma. Los teclados son una de las piezas claves en su sonido.

“40:1” es infaltable, pero también lo es ya “Cliffs of Gallipoli”. Un tema descaradamente Savatage, más concretamente a “Gutter Ballet”, y es una forma de evolución para el grupo más que ideal. Gran momento con “Lion from the North” (excelente composición 100% Sabaton) y con la enorme “Uprising”, recibida como bien merece. Echamos de menos “Final Solution”, pero esta vez no hubo suerte. Había mucho público conchabado para pedirla, pero esta vez no cayó. “The Hammer Has Fallen” cerraría la primera parte para luego dejar caer los bises. Joakim le ha cogido gusto a las carreras por el escenario al puro estilo Axl Rose. Los bises estaban cantados. Primero sería “The Art of War”, y luego la gran guinda: “Primo Victoria” con toda la sala botando. Hace unos seis años Sabaton tocaban de teloneros de los teloneros en Barcelona. Y cuando lanzaron este tema la sala se volvió loca. Fue entonces cuando comprendí que estaba ante un grupo sumamente especial. No les ha ido mal desde entonces. Posteriormente para cerrar harían su particular tributo a sus bandas favoritas con “Metal Crüe”. Una fiesta absoluta de heavy metal.

Hora y media de concierto se hace muy corta, pero deja patente que este grupo es capaz de todo y de que son una gran esperanza para cuando las bandas míticas empiecen a desaparecer. Están confirmados para este próximo Wacken y esperamos de ellos un show muy especial. Viendo la parafernalia bélica que gastan podemos llegar a fantasear de que serían capaces de sacar un tanque en el escenario. Si una banda puede o debe hacerlo… son ellos. Superaron con creces su última visita en el Salamandra presentando el “Coat of Arms” y congregaron a más público, pero repito, lejos están del poder de convocatoria que poseen en Centroeuropa. Puede que este 2013 sea su año. ¡Suerte!

Texto: Jordi Zelig Tàrrega / Fotos: Sergi Ramos
fuente: the metal circus

samudra también estaba allí (Rubén + samu)

enlaces relacionados:

ensiferum + amoral + profaine omen, sala razzmatazz 2 bcn (26septiembre2012)

30, septiembre 2012

Ensiferum Albums:
2001 – Ensiferum
2004 – Iron
2006 – Dragonheads (EP)
2007 – Victory Songs
2009 – From Afar
2012 – Unsung Heroes


DURACIÓN: Ensiferum (95′) + Amoral (40′) + Profane Omen (-)

El grupo finlandés Ensiferum ha conseguido reunir a un buen puñado de seguidores por toda Europa y, a pesar de no ser una formación de primera línea, su particular estilo así como la constancia y solidez que ha mostrado en su evolución como banda les permite en la actualidad acercarse hasta el sur del continente como cabezas de cartel. Si en su pasada visita de 2011,como invitados de Children Of Bodom ya dejaron una excelente imagen, en esta nueva aparición por tierras españolas se saldó, en su presentación en Barcelona, con un éxito rotundo.

Con un escenario decorado a similitud de la portada de su nuevo álbum, Unsung Heroes, ya de entrada, los componentes del grupo ataviados con sus reconocidas vestimentas y los pectorales desnudos, fueron recibidos con vítores y aplausos y, tras la intro que abre su gira actual,“Symbols”, se lanzaron al combate en busca de conquistar al público presente con sus arrolladoras canciones donde epopeya y agresividad se fusionan con milimétrica precisión apoyadas en el impecable sonido que el concierto exhibió en todo momento.

Aunque no es uno de los componentes originales del grupo que comenzó sus andaduras bélicas allá por 1995, Petri Lindroos, vinculado desde 2004, es un elemento clave en el actual engranaje de Ensiferum ejerciendo de guitarrista y vocalista principal, con un vozarrón que en directo impresiona más aún que en sus discos. La música de los finlandeses no deja demasiado espacio para florituras guitarreras, sin embargo, cuando hay que ejercitar la muñeca, Petri da muestras de su habilidad como quedó plasmado en “Blood Is The Price Of Glory” y sobre todo en“Heathen Throne”.

Sus origines norteños no dejan aflorar demasiada expresividad en su contacto con el público, la música habla por ellos; en todo caso, el bajista Sami Hinkka fue el integrante que dio más muestras de efusividad sobre el escenario además de contribuir a desinhibir un concierto demasiado sujeto a las directrices marcadas por las canciones/himno que forman la mayor parte del material de los finlandeses. De esta forma, el comienzo de flauta de “One More Magic Potion”, fue sustituido por unas atracticas notas funkys de bajo, asimismo, antes comenzar el primer bis también hizo sonar las cuatro cuerdas fuera del escenario previamente a que sonase “Twilight Tavern”, algo que volvió a repetir al final de “Lai Lay Hei”.

En lineas generales prevaleció la dinámica rítmica sobre las individualidades como corresponde a la épica en la que están sumidas las composiciones de Ensiferum. Tanto el guitarrista Markus Toivonen, único miembro original que queda, como el batería Janne Parviainen, dejaron constancia de una solidez estructural envidiable, mientras que Emmi Silvennoinen quedó en un segundo plano ya que los teclados perdieron sonoridad ante la contundencia instrumental de sus compañeros, dejándose oir solo en momentos puntuales y en el amago de solo en la transición entre “Heathen Throne” y “Blood Is The Price Of Glory”.

Como ha quedado dicho, Petri Lindroos ejerció de líder ejecutando los temas con sobrada eficacia y solventando incidencias con resolutiva capacidad, como cuando se le fastidió la guitarra en el útimo tramo de “Hero In a Dream” e introdujo una frase en mitad de la canción para que el “pipa” de turno le socorriese cambiando rápidamente el instrumento.

No hace falta decir que los seguidores más activos no desaprovecharon la ocasión para realizar continuos mosh pit y, en los temas de ritmos más frenéticos, parte de la sala Razzmatazz se convirtió en un campo de batalla donde los cuerpos chocaban efusivamente.

En cuanto al repertorio, estuvo bastante repartido entre toda su discografía, dejando constancia sobrada de su última obra.

La presentación, que ya había colmado de sobras las espectativas, tuvo un triunfal epílogo con el esperado “Battle Song”, alargado para el disfrute de los presentes y al final del cual ofrecieron unos compases de la pieza clásica Guillermo Tell Overtura, de Rossini, para poner el definitivo punto final con un par de intenciones de arrancar el “Black Sabbath” del mítico grupo británico.

AMORAL

Sin tiempo para presenciar la actuación de Profane Omen, los también finlandeses Amoral,dejaron prueba de sus atributos con una propuesta que al no encajar en un particular estilo gana en originalidad. Su mezcla de metal de perfiles progresivos e incrustaciones heavys solo necesita de una mayor cohesión y una pizca de accesiblilidad para resultar mucho más actractivo. Canciones como “Release”, “Wrapped In Barbwire”, “Sex ‘n’ Satan” y “Beneath”, que cerró su actuación, fueron recibidas con buen ánimo por el público.

fuente: MUSICOPOLIS / texto: LOCKY PEREZ

Setlist Enfiserum

Symbols
In My Sword I Trust
Guardians of Fate
From Afar
Burning Leaves
Pohjola
Heathen Throne
Blood is the Price of Glory
One More Magic Potion
Hero in a Dream
Unsung Heroes
Iron
——
Twilight Tavern
Lai Lai Hei
Battle Song

samudra también estaba allí (Rubén + samu)

enlaces relacionados:


A %d blogueros les gusta esto: