neo tarot de osho, el coraje (51)

el coraje

Esto es para recordarte que una vez que has pisado el camino para hallar a Dios, no hay retorno. Esto implica un inmenso coraje.

Una vez, temprano a la mañana, Jesús fue a un lago. Un pescador acababa de arrojar su red, el sol apenas se asomaba en el horizonte. Jesús puso su mano sobre el hombro del pescador y el pescador lo miró. Por un instante no se pronunció palabra entre ellos. Jesús sólo lo miró a los ojos: el hombre se enamoró. Algo sucedió.

Jesús le dijo: `¿Cuánto más desperdiciarás tu vida pescando? Ven conmigo. Te mostraré el camino para que pesques a Dios`.

El hombre debe haber tenido gran coraje. Arrojó su red al lago y siguió a Jesús sin hacer una sola pregunta.

Cuando estaban fuera de la ciudad, se acercó un hombre corriendo y le dijo al pescador: `¿Adónde vas? ¿Te has vuelto loco?, vuelve a casa. Tu padre, que estaba enfermo, ha muerto, y tenemos que encargarnos de sus últimos ritos y rituales`.

Por primera vez el pescador le habló a Jesús. Le dijo: `¿Puedo ir a mi casa sólo por tres días para cumplir con mis obligaciones de hijo con mi difunto padre?`

Jesús le contestó: `No te preocupes. Hay tantas personas muertas en la ciudad, ellas se encargarán. Los muertos enterrarán a los muertos. Tú ven conmigo. Y si vienes conmigo, entonces no hay regreso`.

Y el hombre lo siguió.

Tao: La Puerta Dorada
Vol. 1, pp. 236-237

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: