el hombre de vida inexplicable

Recuerda:
Todo lo que hagas es un juego. Juega tu parte. Si es una pelea, pelea. Permanece centrado. No hay necesidad de estar serio. ¡Sólo juega!

La guerra tenía que empezar. Ambos ejércitos se hallaban frente a frente, sólo esperando que dieran la señal para empezar a matarse entre sí. Arjuna, viendo a los millones de personas, se sintió algo agitado. Pensó: `Esto es estúpido. Sólo por el reino, sólo por ser rey, matar a millones de personas, no lo vale`.

Este pensamiento era tan penetrante, que abandonó su famosa reverencia y le dijo a Krishna Krishna era su conductor, su auriga: `Dá vuelta el carro de guerra. Llévame a la jungla y déjame ahí. Quiero renunciar al mundo. Ya no quiero más este reino y no quiero pelear`. Krishna discutió con él y lo convenció de que esa era su obligación, de que estaba siendo un cobarde, de que ésto era un escapismo. Y finalmente lo hizo pelear…

Le dijo a Arjuna: `Esta decidido por Dios. La guerra tendrá lugar, es inevitable. Aún si escapas, alguien tendrá que tomar tu lugar, pero la guerra tendrá lugar. De modo que no te preocupes, sólo eres un pretexto. Tú no estás matando a estas personas. Dios ya ha decidido que deben morir y ellas deben morir para salvar la religión. Deben morir por el bien de la paz. Debes hacerlo ¡es tu obligación!.

Y le dio grandes argumentos. Le dijo: `Cuando matas a una persona, sólo matas su cuerpo. El alma no muere, el alma es eterna. ¿Entonces por qué preocuparse? Nacerá de nuevo, tendrá otro cuerpo, de hecho, un cuerpo nuevo. Te llevas un modelo viejo y él obtendrá un modelo nuevo, porque el alma es eterna`.

Guida Spirituale
pp. 228-229

Esto es lo que Krishna intenta decirle a Arjuna: `No te preocupes por el juego. ¡Juega! Si es tu parte la de jugar al guerrero y pelear esta guerra, pelea. Sólo permanece en tu centro y continúa observando que ésto es un juego. Y nadie debe ser serio al respecto`.

Con Krishna es un juego. Promete un día y se olvida al día siguiente. Está realmente liberado, su liberación es perfecta, sin fallas… porque sabe que todo es un juego. Cuando todo es un juego y todo es un sueño, ¿entonces por qué preocuparnos? El no está preocupado. Lo juega y permanece desapegado.

El Camino del Amor
pp. 135-136

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: