eric sardinas en barcelona (01-10-2010)

Un gorro de cowboy estrafalario; ropas que bien podrían llevarse para montar una Harley-Davidson por las carreteras del sur de EEUU o para ir en caballo por el lejano oeste; y como no sus dos inseparables guitarras: una con afinación abierta en G (Sol), y otra con afinación abierta en D (Re). Esta descripción sólo puede pertenecer a Eric Sardinas, y así es como se presentó el pasado 1 de octubre ante una sala bikini con un buen aspecto en cuanto a cantidad de gente aunque no estaba ni mucho menos llena.

Repetía directo en la condal con la que actualmente es su banda Big Motor compuesta por sus dos acompañantes (guitarra y batería) que mostraron porque han sido elegidos para formar parte de este explosivo terceto de blues&rock con el consentimiento del que da nombre a la banda. Eric los presentó en repetidas ocasiones y pidió las ovaciones del público. En una ocasión les dejó hacer abandonando el escenario y se pasaron al funk con un drum&bass acentuando el sólo de bajo con punteo, slap y final de efectos espaciales. También tuvo ocasión para su sólo el batería solo (valga la redundancia) sobre el escenario.

Pero fue Eric Sardinas el máximo protagonista con punteos virtuosos en todo tipo de posiciones de las que se podría editar un guitar-sutra. El sonido que sacaba de las seis cuerdas, del dobro (o guitarra resofónica) originaria del medio oeste de EEUU, tiene su propio sello debido a unas cuantas peculiaridades: nació zurdo pero aprendió a tocar como un diestro, utiliza una púa a modo de anillo metálico en su dedo pulgar y el slide (o bottleneck) metálico.

También nos regaló algunas piezas en off con su guitarra más acústica haciéndola sonar directamente de las cuerdas, a través del micro que bajó a la altura de la cintura, y cantando desenchufado. Se acordó de algunos de sus mentores e influencias, como el caso de Johnny Winter con el tema “Tired Of Tryin” y también homenajeó a otras fuentes de inspiración como la que supuestamente le proporciona el whisky (o en su caso debería ser el bourbon) con el tema “Down to Whiskey“. En esta ocasión quiso hacer partícipe a la concurrencia para que corease el tema y preguntó donde teníamos las copas…pero la bebida no destilada a base de cebada u otros cereales era la que más abundaba en la sala.

Mr. Sardinas estuvo potente y arrollador repasando su discografía (que consta de seis álbumes) con gran maestría a las seis cuerdas de sus dos guitarras y con gran énfasis en su rugosa y desgarrada voz, aunque sin esa vena de locura característica de sus directos. Se nos mostró la cara más sobria y serena de este artista que nos tiene acostumbrado a la locura sobre el escenario y fuera de él, ya que en las giras realizadas como telonero de Steve Vai, bajaba del escenario para puntear correteando entre el público y utilizaba cascos de cerveza a modo de slide. Pero esto no hizo desmerecer en ningún momento la gran calidad de un directo que finalizó tras dos horas de bambolearse entre el blues y el rock&roll.

samudra también estuvo allí

referencia, www.alterna2.comwww.ericsardinas.com | www.bikinibcn.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: