belleza reflexiva (26-10-2010)

Dolor, amor, humor

Evoque con calma un momento doloroso de su vida: una pérdida terrible, humillación o triste abandono… Si su recuerdo es sincero, al extraerlo de su memoria extraerá también, adheridos a su dolor, los detalles de solidaridad, amor y hasta de humor que lo acompañaron. Apreciará más esos destellos de luz en la desgracia cuanto más sinceramente la rememore y, si la elabora creativamente – aunque sólo sea en una conversación de amigos-,el dolor continuará ahí pero ya no será inútil ni absurdo, porque nos habrá ayudado a los demás a afrontar nuestras propias desgracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: