belleza reflexiva, noviembre 2010

A nadie le gustan las prisas.

Pero se someten a ellas. Yo no tengo coche, nunca uso la autopista: voy en mi moto y siempre por carreteras secundarias. La mayor riqueza es la libertad. No me interesa el poder, sino la libertad; y a más poder, menos libertad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: