blind guardian (bcn, 06 noviembre 2010)

corto y pego parte de la crónica del concierto de Madrid pues la que encontré del de Barcelona era pobre y exenta de pasión.

Crónica de J. José Jiménez y fotos de José Luis Frías del gran concierto de Madrid de BLIND GUARDIAN

Sin duda BLIND GUARDIAN se han ganado el cariño de su público merecidamente, con una actitud humilde y una carrera musical que, pese a tener sus altibajos, en directo son de los que raramente fallan, entregándose y dando su particular 100%. Entre los numerosos asistentes no había lugar para los tópicos que regularmente se les atribuye: que si son muy sosos en directo, apenas se mueven… BLIND GUARDIAN son así, es parte de su encanto, así que lo tomas o lo dejas, no hay más. Igual que no me imaginaría –ni me gustaría ver- a Judas Priest tocando en chándal, tampoco concibo a los bardos saliendo vestidos con cuero y tachas.  Hansi no es Axl Rose, con todos mis respetos hacia ambos, pero es que Axl Rose tampoco es Hansi. Cada uno es bueno en lo suyo y tiene su propio encanto. Todos sabemos que el alemán no es de los de recorrerse el escenario de un lugar a otro, dar saltos o similares, pero le sobra un gesto como el de echar los brazos hacia atrás para hacer rugir y contentar a sus fans. Ha sabido sacar provecho de su voz como nadie, estuvo acertadísimo, afinando todo el concierto sin apenas irse una nota y con una voz que le aguantó durante las más de dos horas de actuación –desde las 20:45 hasta las 22:50- perfectamente.

Impresiona también la cantidad de merchandising que venden en los conciertos (las cajas de camisetas estaban prácticamente vacías al finalizar), aunque en honor a la verdad hay que decir que la calidad de las mismas, contra la que no hay nada que objetar, me da la impresión de que no es la misma que en la de épocas anteriores, en cuanto a variedad de colores, y es que en giras como “Imaginations” los detalles las hacían verdaderas obras de arte y coleccionismo. ¿Quizás un efecto de la crisis que nos azota? Aunque, todo sea dicho, en cuanto a precios la cosa era bastante razonable, dentro del margen en el que se mueve el tema de las camisetas en los conciertos.
El sonido estuvo a la altura (me encontraba al fondo de la pista, detrás de la barra central), si bien un poco descontrolado y alto al principio (las primeras partes de voz estuvieron altísimas y luego terminaron mezclándolo acertadamente) la verdad que para lo que nos tiene acostumbrados la acústica de La Riviera todos los instrumentos eran bastante inteligibles.

Con el apagón de luces empezó la fiesta, teniendo el ambiente completamente caldeado desde el principio. No me imagino a día de hoy un comienzo mejor para sus conciertos que “Sacred Worlds”, genialidad que también abre el último disco e impresiona con sus partes orquestales sirviendo de perfecto preámbulo a la salida de los músicos a escena. En general las tres canciones de “At the Edge of Time” fueron bien recibidas (y es que, en mi opinión es un disco altamente notable), y aunque se nota que aún no tienen el estatus de clásicos, con el paso del tiempo canciones como la citada “Sacred Worlds” o “Wheel of Time” pueden conseguirlo.

“Welcome to the show, and Welcome to Dying”, nos introducía un Hansi nada parco en palabras a lo largo de todo el show, quien presentó todas las canciones, bromeó con sus compañeros felicitando incluso a Andre por su cumpleaños e incluso nos vaciló a base de bien ante la insistente petición de “Majesty”, diciendo que no todos se la sabían o que no la tocarían porque esa noche tenía un corazón de piedra. Manteniendo el hilo de los dos primeros temas y con la gente en las palmas de sus manos, “Born in a Mourning Hall” y “Nightfall” cayeron como dos trallazos, comenzando a funcionar en este última las tres pantallas que había al fondo del escenario (y que por causas de espacio estaban trianguladas) mostrando motivos de la Tierra Media de Tolkien. Incluso “Fly”, que a principio pensé que sería recibida más friamente tuvo una buena acogida, aunque no al nivel de las anteriores.

“Time Stands Still (at the Iron Hill)”, dedicada al pulpo Paul, puso a todo el mundo a cantar una vez más y “Traveller in Time” fue una gran sorpresa bien aceptada, todo un clásico rescatado que agradecimos. tuvo un recibimiento algo más discreto pero positivo al fin y al cabo. “A Past and Future Secret”, como primer momento relajado de la noche fue la calma antes de la tormenta que vino con el deseado “Majesty”, donde aquello se vino abajo completamente. “Tanelorn (into the Void)” sonó majestuosa, donde Hansi dosificó algo su voz haciendo el pre-estribillo con voces medias en vez de las agudas que predominan en el disco e “Imaginations from the Other Side” o “Imaginations from España” como fue presentada, nos dejó con ganas de más de cara a la salida de escena para encarar el largo y único bis.

Si en el disco ya me parecía que “Wheel of Time” es uno de los mejores temas de quizás sus últimos diez años, en directo gana aún en grandilocuencia. Se notaba que era  esperado y que está calando hondo entre los fans. Increíble la parte orquestal de la mitad con imágenes de violines y sitares tocando las melodías. Hacía tiempo que un tema tan elaborado no me gustaba tanto en BLIND GUARDIAN y tiene posibilidades de ser un clásico con el paso de los años y las giras. “The Bard’s Song”, como siempre, fue alucinante con todo el mundo cantando y mirando a todos los rincones de la sala podías ver a gente abrazada entonando estrofas y estribillo, quienes terminaron separándose en “Valhalla” que de nuevo puso a todos puños en alto. “Lord of the Rings” sonó majestuosa, con toda la sala botando al final y “Mirror Mirror” fue la esperada catarsis final que nos terminó por dejar a todos tan destrozados como felices.

¿Qué son un grupo que viene a menudo? Pues con conciertos como este pueden venir incluso el doble. ¿Demasiado vistos? Que nos lo digan a todos los que abarrotamos una sala donde ya es menos habitual ver conciertos llenos de heavy metal.

BLIND GUARDIAN son todo un clásico, una institución que rara vez falla en directo, con un gran disco bajo el brazo y que nos brinda momentos de genialidad como esta última visita a Madrid. Por muchos años, ¡que sigan así!

samudra también estuvo allí

pero en el concierto de Barcelona

referencia, www.blind-guardian.com | www.rafabasa.com |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: