eluveitie + sabaton, sala razzmatazz bcn (03octubre2012)

Eluveitie Albums:

2006 – Spirit
2008 – Slania
2009 – Evocation I – The Arcane Dominion
2010 – Eeverything Remains as It Never Was
2012 – Helvetios

Sabaton Albums: 

2005 – Primo Victoria
2006 – Attero Dominatus
2007 – Metalizer
2008 – The Art of War
2010 – Coat of Arms
2012 – Carolus Rex

CRÓNICA CONCIERTO________________________________________________

sala: Razzatazz 2 (Barcelona)

Gran idea esta gira con dos bandas que representan un soplo de aire fresco a la escena. A pesar de tener estilos dispares ambas agrupaciones se han labrado un nombre y una posición envidiable a base de trabajo y de fe. Sabaton representan el post power metal y a base de contarnos batallitas han conseguido firmar discos impecables y hasta colar en su haber alguno de los mejores himnos del heavy metal contemporáneo. Eluveitie nos enamoraron desde que sacaron ese brillante “Slania”. Su ascenso ha sido imparable. Barcelona tenía ganas de volver a ver ambos grupos, pero la entrada fue algo floja, la verdad. El Razz 2 presentaba un aspecto rebosante, sí, pero la sala estaba en versión reducida, y no nos engañemos, la crisis, la subida de la cultura hasta el 21% y demás adversidades de la noche de un miércoles, hicieron que la cosa estuviese sólo medianamente bien.

Eluveitie salieron con muchas ganas y con mucha expectación. Se nota que esta banda se ha ganado disco a disco y directo a directo un nutrido grupo de fieles. Hasta siete personas sobre el escenario, con un batería poderosísimo, un bajista que tocaba sentado, una violinista y la gran Mina a la voz y a la zanfoña. Ese instrumento mecánico antecesor al acordeón y que también usan In Extremo, es el que le da el toque especial al grupo, así como la excelente y étnica voz de Mina. Su líder Chrigel Glanzmann es un animal de directo, posee una privilegiada voz rasgada y toca los mil-y-un instrumentos. Desde flautas pasando por arpas. Enorme el inicio con las furibundas “Helvetios y “Luxtos”, dejando claro que su potencial es enorme. Lo que no me gustó especialmente es que la flauta de Chrigel estuviese sampleada. Cuando sigue sonando y no la tocas queda realmente mal. Eso sí, el resto absolutamente impecable. Son una banda fantástica.

Los desarrollos folkies unidos a la potencia cercana al death melódico les hacen realmente especiales. Cuando ataca toda la sección folk sobre la base metal es un grupo que transmite y enamora. Mina pedía ya a la segunda canción que le bajaran un poco el sonido de la zanfoña. “Neverland” lució, pero sería “Rose for Epona” la que se llevaría más aplausos, con su líder a la flauta. Los temas más metálicos y directos como “Uprising” y sobretodo “Havoc” encandilaron al respetable. Especialmente esta última, por todo el desarrollo folkie. Ya es todo un clásico. Pero para clásico entre clásicos “Inis Mona”. Fue de largo el tema con el que más vibró la gente, dejándose la garganta. Era tal la entrega que uno no sabía si la gente estaba allí para Eluveitie o para Sabaton. El momento delicado vino con “Alesia”, en la que Mina volvió a lucirse y Chrigel sacó el arpa. Ahora que el grupo ha sacado un disco con sus primeros temas aprovechan para tocar “Divico” y recordarnos que el disco está disponible en la tienda. Gran concierto que nos dejó con muchísimas ganas de más. Esta banda crece a pasos agigantados.

Siempre defenderé que Sabaton son una de esas bandas llamadas a ser más que un referente en su campo. A pesar de casi separarse y de quedarse únicamente Joakim y Pär de la antigua formación, el combo se ha superado a si mismo y ha firmado otro discazo: “Carolus Rex”. Otra enorme dosis de batallas épicas a ultravelocidad, con mucha contundencia y grandes dosis de melodía. Estribillos de puño en alto y cabalgadas feroces a doble bombo. La formación actual funciona tanto o mejor que la anterior. Su patriotismo es más que evidente y la elección de empezar con “Final Countdown” de Europe es toda una declaración de intenciones. El rugido de la gente estalló con las iniciales “Ghost Division” y “Gott Mit Uns”. Poseen un gran sentido del directo y Joakim es un ciclón , pero sabe como transmitir y comunicar. Tras “Poltava”, uno de los cortes más duros y perfectos del disco, empezó a bromear con unos fans venidos desde Finlandia y con un fuet que le fue entregado desde el respetable. Obviamente dio sucesión a una dosis de humor tan “inteligente” como obvio. Fue bonito ver que Pär y Thobbe se animan a cantar y proporcionan a Joakm un gran colchón con los coros. Se ofreció al público elegir entre diferentes temas, pero es una elección inducida. Es obvio cuál ganará, así que, obviamente “White Death” era la siguiente en caer. “Carolus Rex” es otro tema que funciona de maravilla en directo. Tras la banda había unos plafones de luces con bombillas y la batería estaba elevada en una plataforma. Los teclados son una de las piezas claves en su sonido.

“40:1” es infaltable, pero también lo es ya “Cliffs of Gallipoli”. Un tema descaradamente Savatage, más concretamente a “Gutter Ballet”, y es una forma de evolución para el grupo más que ideal. Gran momento con “Lion from the North” (excelente composición 100% Sabaton) y con la enorme “Uprising”, recibida como bien merece. Echamos de menos “Final Solution”, pero esta vez no hubo suerte. Había mucho público conchabado para pedirla, pero esta vez no cayó. “The Hammer Has Fallen” cerraría la primera parte para luego dejar caer los bises. Joakim le ha cogido gusto a las carreras por el escenario al puro estilo Axl Rose. Los bises estaban cantados. Primero sería “The Art of War”, y luego la gran guinda: “Primo Victoria” con toda la sala botando. Hace unos seis años Sabaton tocaban de teloneros de los teloneros en Barcelona. Y cuando lanzaron este tema la sala se volvió loca. Fue entonces cuando comprendí que estaba ante un grupo sumamente especial. No les ha ido mal desde entonces. Posteriormente para cerrar harían su particular tributo a sus bandas favoritas con “Metal Crüe”. Una fiesta absoluta de heavy metal.

Hora y media de concierto se hace muy corta, pero deja patente que este grupo es capaz de todo y de que son una gran esperanza para cuando las bandas míticas empiecen a desaparecer. Están confirmados para este próximo Wacken y esperamos de ellos un show muy especial. Viendo la parafernalia bélica que gastan podemos llegar a fantasear de que serían capaces de sacar un tanque en el escenario. Si una banda puede o debe hacerlo… son ellos. Superaron con creces su última visita en el Salamandra presentando el “Coat of Arms” y congregaron a más público, pero repito, lejos están del poder de convocatoria que poseen en Centroeuropa. Puede que este 2013 sea su año. ¡Suerte!

Texto: Jordi Zelig Tàrrega / Fotos: Sergi Ramos
fuente: the metal circus

samudra también estaba allí (Rubén + samu)

enlaces relacionados:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: